Consecuencias de contratar personal no autorizado para instalaciones de fontanería

La emisión de gases fluorados (provenientes de los hogares) es un gran problema para el medio ambiente que las autoridades españolas buscan subsanar. Muchos de esos gases se generan a partir del funcionamiento de los aires acondicionados, extintores de incendios y equipos de refrigeración. Por ello, es muy importante que las personas que instalen estos equipos cumplan con ciertas medidas preventivas para disminuir las emisiones de gases fluorados.

De hecho, existen una normativa que regula la manipulación de los equipos de climatización domésticos, la cual muchas personas desconocen según lo que nos alertan la Asociación del Sector de las Instalaciones y la Energía (AGREMIA). Dicha asociación considera que el 80% de las personas no saben del peligro que supone la mala instalación de los equipos de climatización domésticos, así como la compra de equipos que usen gas fluorado y las sanciones correspondientes por la Administración. Esto según nos lo comenta Inmaculada Peiró, directora general de AGREMIA.

El Real Decreto 115/2017 establece todas las normativas que regulan tanto la comercialización como la manipulación de gases fluorados y los equipos que lo manejan, tales como equipos de refrigeración, bombas de calor o aires acondicionados. Así mismo, establece las obligaciones que los profesionales que manipularán estos gases fluorados deben cumplir para considerarse autorizados. En resumen, desde AGREMIA nos recomiendan lo siguiente para no tener problemas legales al momento de usar equipos que usen gases fluorados:

  • El comercializador del equipo que utilice gases fluorados debe informar al cliente de las particularidades de dicho equipo. Asimismo, debe notificarle que el mismo ha de ser instalado por una empresa autorizada.
  • También se debe entregar al cliente un documento con todos los datos correspondientes a la instalación y al personal autorizado que puede instalar el equipo que use gases fluorado. Ese documento ha de ser firmado por todas las partes correspondientes para luego proceder con la instalación en un plazo no mayor a 1 año.
  • El comprador del equipo debe guardar este documento por un plazo de 5 años, de ser requerido por la Administración.

Si se incumplen algunas de las reglas dispuestas por la normativa, principalmente contratar a un personal no autorizado para instalaciones de equipos de fontanería con gases fluorados, el usuario puede recibir una multa prevista por la Ley 34/2007 que regula la Calidad del Aire y la protección de la Atmósfera. Una infracción de este tipo, la cual es considerada como leve, puede alcanzar hasta los 20.000 euros, de acuerdo a lo que nos explica la directora general de AGREMIA y el bufete de Abogados La Gavia